https://davidruiztrainer.com/

La disciplina no puede faltar, la motivación si…

Los Pequeños Cambios Que Transforman Tu Vida

Nuestra vida a largo plazo, está basada en pequeñas decisiones que tomamos a corto plazo, en nuestra vida diaria tomamos el camino más corto, el que nos satisface momentáneamente.

Nos creemos sabios por hacerlo, por tomar el camino más fácil a toda costa, pero la realidad es que los daños colaterales de esto, se ven a largo plazo, mayormente el camino que parece más fácil al inicio, se va convirtiendo en un camino más difícil, o lo que es peor en un callejón sin salida.

Nuestro cerebro está diseñado para evitar que puedan herirnos de cualquier forma posible, por eso evitamos cualquier cosa que nos pueda hacer daño, que nos haga sufrir o que nos cause dolor aun sabiendo que es para nuestro bien.

Tienes que saber que todo lo bueno cuesta, sin esfuerzo no hay superación, si le huyes al esfuerzo, entonces no te quejes de que no avanzas, hay muchas personas en este mundo, a las que le surgen grandes ideas y quizás tú que estás leyendo esto en este instante puede ser que seas una persona creativa que lo único que te falta es simplemente motivación.

Pero todo esto no es cierto, no es sólo motivación, hay algo más, nuestro cerebro está construido de cierta forma, de cierto modo por el cual el ser humano no está diseñado para hacer cosas que nos hagan sentir incomodos, con miedo o cosas difíciles.

Nuestro cerebro pretende mantenernos con vida, el conflicto viene cuando quieres un cambio, para que este ocurra, necesitas hacer cosas diferentes, queremos hacer cosas diferentes, pero no nos atrevemos a salir de nuestra zona de confort.

Salir de la zona de confort nos causa miedo e incertidumbre, de no saber con lo que nos podemos encontrar halla fuera, pero es necesario para hacer cosas diferentes, para ser mejor padre o mejor madre, mejor pareja, si quieres montar un negocio o en cualquier cosa que nos propongamos, en lo que quieres hacer en tu vida o tus sueños, vas a tener que hacer cosas diferentes, inseguras, peligrosas, lo cual nos causa un problema.

Lo único que obtendremos si no aprendemos a asumir retos, será conformarnos con la mediocridad, si no podemos asumir los retos de la vida, nunca podremos controlar las circunstancias que la vida nos pone de frente, los demás no son los que te limitan en tus decisiones, tus decisiones están limitadas por tus miedos, tu eres la única persona que te limitas.

Siempre hay opciones, aunque no sea la que tu deseas en ese momento, estar con alguien que te trate mal, es una decisión, permanecer en un empleo que odias, es una decisión, estar en un cuerpo donde no te sientes orgulloso es tu decisión.

Tu decidiste comer cosas que destruyen tu cuerpo, por el simple hecho de tener satisfacción momentánea, esa satisfacción que esta comida produce en tu boca, pero que después que pasa por tu garganta ya el sabor se va de inmediato, de aquí en adelante todo lo que esto le hará tu cuerpo será dañarlo.

Pero sabiendo todo esto, tomas la decisión de que estos pequeños gustos, valen la pena más que tu salud, el problema es que estos cambios no son fáciles, nunca van a ser fáciles, cuando estés dispuesto a asumir retos, verás cómo nuevas puertas se abren, aparecerán nuevas oportunidades, nuevas opciones, es tu trabajo poder empujarte a ti mismo, es tu trabajo abrir esas puertas, porque nadie lo hará por ti.

Nadie se preocupará por ti como tú mismo, no son las personas más exitosas las que consiguen el éxito, sino la gente menos perezosa, las personas que buscan menos excusas, a medida que toman decisiones cada día, van encaminadas hacia la meta que quieren lograr, la indecisión roban la oportunidad, significa que no estas mirando ninguna puerta abierta, aunque esta lo esté, la indecisión significa que la oportunidad aún esta hay a fuera esperando, la indecisión significa que la idea que tienes en la mente, la puedes alcanzar.

Pero aun así no tienes las agallas para emprender el camino, significa que ves la oportunidad pero el miedo te paraliza, si quieres tener éxito en cualquier ámbito de tu vida, nunca olvides marcar un objetivo, haciendo algo que te comprometa a cumplirlo.

Si no te gusta quien eres, tienes que cambiar a lo que debes ser, empezando a trabajar en tu actitud un poco más, en esas pequeñas decisiones que tomas en tu día a día, en como enfrentas los obstáculos, decídete, comprométete y actúa y prepárate para que tu éxito sea duradero.

Repite esto en cada etapa de tu vida, lo que los más grandes tienen en común, es que le ponen atención al más mínimo detalle, y lo hacen grande en perfección, todo es un proceso que no se hace de la noche a la mañana, ponle atención a cada detalle de tu vida.

Si quieres construir una pared, nunca digas voy a construir la pared más grande que se haya visto nunca, sino empieza diciendo voy a poner este ladrillo tan perfectamente colocado como un ladrillo puede ponerse, haz esto todos los días, pronto tendrás la pared más grande e imponente que se haya construido jamás.

Aquí es donde la mayoría de las personas desisten, porque no tienen la disciplina que se requiere, quizás las idea que tienen es buena, pero a la hora de tomar acción, que ven que es algo difícil y estresante, terminan dejándolo, por eso prefieren llenarse con la satisfacción momentánea, deseos que se pueden satisfacer a corto plazo.

Debes tener presente que muchas veces lo que te hace sentir confortable, puede arruinarte, pero aquello que te hace sentir incomodo, puede ser que sea aquello que te ayude a crecer.

Todo se reduce en las decisiones que tomas, toma el control y no busques excusas, no culpes a otros o a tu entorno, toma el control de tus miedos, toma el control de tu ego, aprende a lidiar con lo bueno y lo malo de tu vida sin culpar a los demás, toma el control de tus errores, toma el control de tus fallos, de tus problemas, toma el control de las soluciones que resolverán estos problemas.

La primera fuente de inspiración es decidir, la segunda fuente es planificar, la tercera y la más grande fuente de inspiración, empieza ahora, llego el momento de convertir los pensamientos y las notas de papel en acción.

La disciplina te ayuda en algo que es fundamental, en terminar las cosas que te propongas, cuando tienes eso que te compromete a terminar las cosas, por más simples que parezcan, es algo que te ayuda rotundamente tener éxito.

Una gran parte del éxito, viene de no ser un vago, está claro que no todos los días nos vamos a sentir en perfecto estado, si quiero mejorar mi físico pero solo entrenar cuando me sintiera bien nunca voy a ver resultados, igual si quiero aprender algo nuevo o cualquier cosa que te ayude a progresar.

La disciplina esta cuando la motivación falla, porque no siempre estarás motivado, pero si adquieres disciplina, podrás subir al próximo nivel, donde la mayoría de las personas nunca llegarán, al nivel de las personas que se destacan, la disciplina es la raíz de todas las buenas virtudes pero tienes que aplicarla de verdad, hay cosas que van más allá que simplemente madrugar, esto no lo es todo, es entrenar cada día en lo que quieres ser bueno.

Disciplina es saber comer la comida adecuada para alimentar tu sistema, controlar tus emociones para tomar mejores decisiones, disciplina es hacer las cosas que no quieres hacer, pero sabes que tienes que hacerlo si quieres avanzar y ser mejor.

Las personas tienen que conocerte no porque eres un buen abogado, vendedor, dentista, etc… Las personas deben reconocerte por algo más importante, este tipo trabaja, este tipo produce, es un guerrero, no retrocede, es un líder que está dispuesto a ayudar y dar la cara a cualquier problema, porque la verdad es que no importa que tan buenas son tus ideas, habilidades o capacidades, porque si no eres un luchador y no te encuentras en una frecuencia que las personas digan como este tipo puede hacer todo eso, si no estás vibrando en ese ritmo no estarás trabajando al nivel adecuado y no vas a conseguirlo.

Antes de evitar lo difícil a toda costa y coger el camino más fácil, ten en cuenta una cosa, todos debemos de sufrir una de estas dos cosas, el dolor de la disciplina o el dolor del arrepentimiento y la desilusión.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba